El Conflicto, tu equilibrio

Hola querid@ Lector@, en este post quiero hacer protagonista al conflicto, un aspecto cotidiano que bien manejado nos aportará equilibrio.

A veces, el conflicto, lo visualizo como un ente. No tiene una forma concreta, no sé muy bien donde está pero siento su presencia. Es un compañero del día a día y que a muchos de nosotros nos causa un gran quebradero de cabeza.
 
Una cosa está clara, dada su naturaleza abstracta, a veces nos fusionamos con él, cometiendo el cotidiano error de identificarnos y creernos todo lo malo que dice de nosotros, de nuestro trabajo, de nuestros amigos, familia o pareja.
 
El ser humano, está compuesto de virtudes y defectos, de luces y sombras. El conflicto es el reflejo de lo que está en la sombra, de aquello que tememos y no queremos ver, porque al ser desconocido nos da miedo. Pero como bien sabes, la vida es un continuo de sucesos buenos y malos, no puede existir el bien sino existe el mal, el sol sino hay noche que despertar…
 
Hay una conexión, a veces desagradable de reconocer porque es difícil y nos moviliza mucho a nivel emocional, pero seguro que estás de acuerdo en que en algún momento de tu vida, resolviste una situación gracias al conflicto previo.
 
La única diferencia entre ese conflicto que te ayudo a crecer y a cambiar es que comprendías y aceptabas su significado y existencia. Es decir, aceptas algo desconocido de ti y así lo puedes integrar.
 
En el vídeo que te dejo a continuación he querido reflejar la actitud hacia el conflicto, una actitud sana y reparadora que te ayudará a hacer del problema tu fortaleza, de tu miedo tu valor y de ser TU sin fusionarte ni confundirte con lo que la mente te diga a través del conflicto.
 
 
 
Muchas gracias por tu atención.
Nos vemos en la red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *