Personalidad tipo A y la patologia coronaria

Nuestro pensamiento, emociones y sistema de creencias se transforman en nuestro sistema límbico y viajan por todo nuestro cuerpo, por lo que es muy fácil deducir que posiblemente haya un conjunto de rasgos de personalidad que nos predispongan a padecer una enfermedad cardiovascular.

Durantes muchos años se ha asociado a la llamada personalidad Tipo A con padecer dicho tipo de problemas de salud, pero las investigaciones han concluido que sólo se relaciona con alguno de los rasgos dicha personalidad.

A contuación vamos a conocer los rasgo de la personalidad tipo A:

– Sensación de urgencia constante y de que no tienen tiempo para realizar todas las cosas que desean: “El día debería tener más de 24 horas “.
– Competitividad.
– Hablan de manera apresurada y brusca.
– Se muestran impaciente, hostiles y agresivas.

Al principio, la primera investigación que quiso relacionar la personalidad tipo A con la enfermedad cardiovascular  provino de un ambiciosos proyecto de investigación, el Western Collaboration Group Study y hallaron el siguiente resultado: Las personas con dicha personalidad tienen entre 2 y 4 veces más posibilidades de desarrollar una enfermedad coronaria que una persona que no comparte los rasgos característicos de dicha personalidad.

Pero recientemente se ha llegado a una conclusión más concisa gracias a las últimas investigaciones dirigidas por el Dr. Redford Williams, en la Escuela Médica de la Universidad de Duke, en la que investigaron únicamente la relación entre el rasgo de hostilidad y el desarrollo de una futura enfermedad coronaria. Llegaron a la conclusión de que únicamente el rasgo de hostilidad es un vaticiador más fiable del desarrollo de la patología coronaria, más que si se consideran todos los rasgos de personalidad tipo A.

Gracias a las conclusiones que han llegado dichos investigadores sería muy interesante incluir, entre las pautas de cuidado del corazón como mantener una dieta equilibrada y hacer deporte, incluir un programa de gestión de emociones negativas como la ira o la hostilidad, de manera preventiva para potenciar y cuidar la salud de cada persona.

Si te ha gustado el artículo Comparte, Comenta y dame g+.
Muchas gracias por tu tiempo.
Nos vemos en la red.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *